sábado, 25 de mayo de 2013


EXPERIMENTOS SOCIOLÓGICOS, LES LLAMAN

Gabon amig@s!

Que peazo de sábado tenemos. Da gusto estar en la calle. Por fin un poco de sol, del que calienta que estos días con el aire frío parecía que aún estábamos en invierno.

Bueno, hoy quería hablaros de un artículo que he visto en un periódico. Se trata de gastar una “broma” a tu padre, madre, novio/a, marido… en que  consiste? Tienes que mandarle un whatsapp  a esa persona cercana diciéndole que tienes 2 gr. De coca para vender por 80 €. Después les dices, lo siento, este mensaje no era para ti, y esperas la reacción.Algunos padres decían cosas como:

-         ahora sí que ingresas en la clínica, de esta no pasas,
-         no estarás tomando albocinantes
-         espera que llegues a casa, que vas a saber lo que es bueno. Vas a enterrar a tu madre.

Vale, estas son las reacciones más o menos normales. A mi la que me ha hecho partirme de risa es esta:
-         mamá tengo 2 gr. De coca para vender por 80 €
-         por 80 €, joer, me lo hubieras dicho antes. Acabo de pillar para tu padre y para mí por 100 €, nos han timado…
Silencio incómodo del hijo, responde otra vez la madre:

-         Javier hijo, mira que eres tonto, que tienes 26 años y aún te faltan 2 hervores…

Jajjajaja, que bueno. Esta madre es un crack! Lo mejor es que como tenían que colgar la foto de la conversación, se lee todo, lo bueno y lo malo. Quién es el pardillo? La madre desde luego no.

Hoy como es sábado y os quiero dar permiso para ir de fiesta (ejejejejjej) acabo ya este post. Solo recordando algo que ayer se me pasó.

Como os dije subí al centro. Cada vez que voy me pasa algo. El día que todo sea normal tendré que volver a subir, no vaya a ser.

Bueno el caso es que como tenía tiempo me fui a mirar unas cositas para las niñas, de cara al verano. Entro en una tienda y aunque no compré nada estuve un buen rato. Al salir, las dos puertas de  cristal. Empiezo a tirar de una, como si me fuera la vida en ello, erre que erre. Me doy cuenta de que esa puerta es fija. Tiro de la otra, pero abre para afuera (lo normal) y yo empujando hacia a mí como una loca. Al final abrí, escuchando las risitas de las dependientes, cosa que me hizo tanta gracia como pisar mierda descalza. Aunque como yo en su caso habría hecho lo mismo, pues… me tuve que callar.
Que razón tenía el que dijo que hay dos palabras en este mundo que te abrirán todas las puertas: tire y empuje, jjajajajajaja.

Bikos y muxus de corazón. Agur!

2 comentarios:

  1. Lo de la coca no tiene precio jajaja es como el que va por lana y sale trasquilado ,y lo de las puertas tiene guasa ,anda que eres apretá tu hija jajaja solo faltó qué fueran correderas ...besitosss

    ResponderEliminar
  2. Tu tienes algo de normal? Porque rozas lo extraterrestre pero a lo bestia.... En mi dormitorio de aquí, en Benidorm, hay una puerta corredera de cristal que ocupa TODA la pared, todas las noches lo último que hago es cerrar la puerta (que da a la terraza cerrada) y la cortina para que no entre luz, bueno, pues una de las veces me levanté y fuí a salir a la terraza como siempre a subir las persianas cuando me dí con todas las narices literalmente en el cristal, menuda leche, aún me duele cuando lo pienso y mi pariente aquí está descohonaito de la risa, pero lo mejor es que este último viaje, los belgas que están siempre en el apartamento en invierno veo que han puesto en cada hoja una pegatina de las que hay en las naranjas, ya te puedes imaginar quien probó este cristal también....
    Tienes mucha razón en que las madres lo saben todo, todo, si te adivinan hasta lo que vas a pensar un año antes! Es algo sobrenatural, y estoy pensando que tu, con tu vida extraterrestre eso lo tienes que bordar.
    Besos

    ResponderEliminar