viernes, 21 de junio de 2013

EL PEDIGRÍ DE LA HIGH SOCIETY

Gabon amig@s!

Comenzamos nuevo horario, con menos prisas y sin horarios. A ver si nos cunde.

Hoy para empezar bien, bien el verano, he estado corriendo desde primera hora.
Tenía que subir al centro. Y para dejar a las niñas arregladas para  el cole he corrido como Usain Bolt, pero en blanco.

Por la mañana voy al banco. No estaba ninguna de las chicas con las que suelo hablar. Me dice otra puedes ir donde mi compañera, la que está detrás de la mampara (la tendrían escondida?). Me siento. La tía más rancia de todo el banco me tiene que tocar a mí. Le digo que me ha cobrado unas comisiones que no considero justas. Me pide la libreta y empieza a mirar. Es que todos los bancos lo cobran. Ya, pero a mí el resto me da igual, a mi me interesa que no me lo cobre este. Bien, si quiere le hago un escrito, pero no va a servir de nada. El banco no está devolviendo nada. Nos ha jodido. Acaba de descubrir la pólvora la tipa. Pongo en “modo ON” la peor caracoño que tengo. La sigo escuchando. Es que es política del banco, y yo no puedo hacer nada. Quien puede hacerlo? Es que no le va a servir de nada. Hasta las mismísimas, le digo: que pasa, que el banco es tuyo?joder que manera de defenderlo. Dame la libreta que ya me buscaré la vida.
Y salgo de allí tan encabronada que creo que ya he cagado el día. Y aún no son las 9 de la mañana.

Pero no, el destino me tenía reservada un espectáculo fantástico.

Voy al súper. Hago la compra normal y cuando voy a pagar busco una caja que tenga poca gente. Craso error por que tengo un mal ojo para elegir cajera….
Delante de mí hay una señora, una abuela de estas que va a la compra como quien va los Oscars. Peinada de peluquería, maquillada, con más oro encima que el negro de “El Equipo A”…
La cajera le pregunta por Pepita. Muy bien, dice la señora. Yo pensé que se refería a su hermana o así, pero no. La he dejado atada ahí fuera. Pues no. No era la hermana. Era una perra. Un caniche.

Me hace mucha compañía, es tan buena. Además es muy fina y  limpia. La madre ya ganó un concurso de belleza (o algo así, no se si hay concurso de misses para los chuchos). El caso es que la perra era lo mejor que había en este mundo.
Mira para afuera y me empiezo a reír. Le digo a la señora: su Pepita será muy fina, pero se está dejando montar como una perraca cualquiera. Jajajajjaa, un  perro callejero estaba en plan “dalealegríaatucuerpoMacarena” a Pepita. Y esta encantada. A quien casi le da un pasmo es a la señora. Por Dios, la perra con más títulos que la Duquesa de Alba fornicando atada a la farola (encima le gusta lo Sado). Yo, que queréis que os diga, por como sacaba la lengua me pareció que se lo estaba pasando muy bien. Y la señora a querer separarla. Alma de cántaro. Que los perros cuando trincan, trincan.

Hoy para despedirme, la alegría del día, bueno creo que del año. Las notazas de la máxima: 7 Sobresalientes y 1 Notable (gimnasia). Orgullosísima y rezando para que esto no cambie. Os dejo la prueba del delito…




Y por hoy, acabamos. Bikos y muxus, de corazón. Agur!

2 comentarios:

  1. Lo que realmente me gustaría no es escribirte un comentario, sino irme de cervezas contigo!!! Es que llevo un rato buenísimo!!! JA ja ja ja!!
    Felicidades pro las notazas de la máxima!!

    ResponderEliminar
  2. Una vez más Gustava, la reportera más dicharachera de barrio Sésamo nos ha informado de la actualidad en vivolandia. Isa, yo tendría que ir pegada a ti todo el día para que me pasaran esas cosas, me pasan muchas, pero es que tu las atraees, casos curiosos, difíciles, la mujer barbauda..... todo va para ti, que suerte de vida tan rica!
    Y la máxima que vaya metiendo en su linda cabecita a fuego lo de "estudiaré mucho, me esforzaré y sacaré buenas notas para ser una mujer de provecho", que luego llegan a los 16 o 17 y algunas se nos van por los cerros de Ubeda, así que felicidades, madre orgullosa!!!!
    Pero estoy pensando..... tu no tienes tus notas del colegio para que las veamos? Porque eso me gustaría ver a mi, eso!

    ResponderEliminar