viernes, 28 de junio de 2013

ME MEREZCO LO QUE ME PASA!

Gabon amig@s!

Después de un par de días un poco bajita, aquí estamos otra vez. Para empezar el finde con una sonrisa. Espero

Fui al cole de la máxima a buscar el cheque de los libros. Aquí el señor Feijoo nos quiere tanto que nos da un cheque con un valor de entre 90 y 170 €, depende de la renta, para la compra de libros. Y no os imagináis lo que se agradece. El año pasado la máxima gasto 189 euracos. Material a parte. Haceros una idea.

Bueno al lío. Me dice mi costilla. Bajas en el bus en tal parada, después te metes por aquí y por aquí… yo siempre he ido en coche, y como siempre me llevan, no me fijo en el camino.
Bien. Bajo en la parada y digo: debe ser por aquí. Empiezo a andar y cada vez había menos casas. Acojonadita me hallo. Pienso que voy a acabar en el medio del monte “Dance wiht wolves” pero sin Kevin Costner a mi lado.
En esto que veo la casa que es mi referencia. Una casa pintada de rosa. Rosa chicle y entonces encuentro el camino correcto (del cole, el de la vida aún lo estoy buscando). La secretaría del centro es una mujer de quitarse el sombrero. Te ayuda todo lo que puede y más. Te explica. Te fotocopia lo que necesites. Vamos, que da gusto (a mí por lo menos) encontrarte con funcionarios que NO cumplen el estereotipo que todos tenemos, afortunadamente, creo que cada vez más.

Salgo de allí con los deberes (bien) hechos, y como no me ha llegado la ida, a la vuelta digo: voy a ir por aquí, que seguro que llego antes a la parada. Ahora ya era monte, monte. Alguna casa dispersa y poco más. Ni un ruido. Eran las 9 y poco. Veo una señora a lo lejos y pienso: va con bolso, así que a las tareas agrícolas no irá. Me acerco un poco y al rato… la señora, pensando que ibas sola se ha tirado tremendo pedo. Al ser un sitio poco transitado el ruido ha sonado como cuando detonan dinamita para el túnel del AVE. Yo debía estar a unos 5 metros. Ella mira para atrás, se pone coloradísima y dice: uy!.
Uy, no, señora. Se llama pedo, cuesco, ventosidad y si me apura según mis hijas bruuuum. Pero uy no. A la vez que me voy alejando mientras me tapo la boca y la nariz con la chaqueta. Maldad gratuita por mi parte, por que desde esa distancia yo no olía nada, pero la señora estaba como la grana.

Ya os comenté en otro post, no recuerdo mal, que estoy convencida de que mis maldades (ojo, yo lo llamo sentido del humor un poco raro, no me voy a reír de una enfermedad o algo peor, que hasta yo tengo límites) tienen castigo.

Veo que viene el bus, y aunque me daba tiempo, empiezo a correr un poquito. Hay un jardín, de estos que van paralelos a la acera, como de medio metro, o un poco más. Lo salto y?????????? Que no me puedo comprar las sandalias de rebajas en MariPaz coño, que tienen el tacón de plástico y pasan cosas.
Lo bueno es que descubrí algo de mí que pensé que nunca sería capaz de hacer: el spagat ¡ bueno, un spagat a mi manera. La pierna derecha, que es la que resbalo, hizo un spagat (o algo parecido). La izquierda se quedó incrustada en el jardín, recién regado, allí con su verde y su barro, fácil de quitar de un pantalón vaquero. Al lado, una rotonda que siempre está a tope de coches. A penas creo que me viese nadie. O eso es lo que quiero creer…


Hoy como final feliz, esta foto sacada del periódico, en la que una persona/s muy, muy listas con una caligrafía estupenda y una gramática que ni un académico de la RAE, ha dejado en una roca de una playa nudista aquí en Galicia. Yo no voy, pero no habrá playas para todo el mundo sin tener que andar jodiendo al personal y que cada uno haga lo que le salga de los mismísimos? Pues no, aquí antes la paja en el ojo ajeno que la viga en el nuestro.

Y por hoy, hasta aquí. bikos y muxus, de corazón. agur!

4 comentarios:

  1. Ay Isabel
    Gracias después de la semana que llevo que no me ha dado tiempo ni a mirarme al espejo, llego y me encuentro con esto.
    Me alegro de que en tu comunidad por lo menos a la hora de los libros todavía no hayan metido la tijera.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno, bueno......lo que no te pase a tí...me pasa a mí!!!!! jajaja
    Lo de la piedra escrita tan biien es moito!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Querida Nadia Comanecci, ayer no te comenté nada porque hay noches que mi querido marido y yo vemos la tele juntitos y en unión y me parece mal ponerme a comentar en el ordenador, así que te cuento, lo mejor de leerte es que se ve en imágenes todo lo que cuentas, así que la leche la vemos al natural y con los ojos bien abiertos, del pedo no puedo decir lo mismo, por más que he intentado oler, hasta aquí no ha llegado na de na, al menos de momento.
    Hoy he pasado el día fuera de casa (tachan tachan, noticia mundial) entre Oviedo y el Ikea (sólo he comprado un felpudo para cambiarlo, no creas), el caso es que vengo reventá, así que con tu permiso y sintiéndolo mucho me voy al sofá.
    No te abandono, sólo estaré dos metros alejado de ti, pero... !te vigilo!, cuidadin, cuidadin.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Mujer, un poquito cruel si que eres, a ver quien no se ha tirado un pedete en soledad, digo en soledad ¿Eh? no en el coro como la monja famosa.

    ResponderEliminar