martes, 25 de junio de 2013

NOCHE DE SAN JUAN: 2ª PARTE.

Boas noites amig@s!

Continuamos con la segunda parte del post de ayer. Para mí, la que tiene más guasa.

El domingo, por primera y última vez, monté en un castillo hinchable.
Que mal lo pasé. Pero me lo merezco.

Mis fedellos querían ir, mientras yo estaba “mirando la orquesta”, cuando vuelvo, veo que la mediana baja a mucha velocidad. Se lo digo a mi costilla y me dice, tranquila. Bien.
Se me ocurre la genial idea de subirme en el hinchable para hacerles unas fotos a mis hijas de cerca. El resultado? Malo, catastrófico, fatal.
Según entro en el bicho, ya beso el suelo. Que parecía Juan Pablo II agradeciendo el recibimiento. Me intento poner de pie, pero cada vez me  era más difícil.  Entiendo que yo peso más del doble que cualquier niño que entra en los hinchables, pero es que yo me hundía como si aquello fueran arenas movedizas. Patético. Lamentable. Penoso.

Las fotos que hice, una mierda, si no era capaz de estar más o menos quieta, que quieres. En una de ellas aparece este hombre, que yo no vi. Lo juro. Claro que a lo mejor estaba demasiado ocupada, con la poca dignidad que me quedaba, en mantener la verticalidad. Pero pienso, que estaba, para empujar a los niños? a las mías no les hacía falta. Es más volaban tanto que pensé que iban a saltar a 50 metros y caer justo, justo, donde tocaba la orquesta.




Después, la más decente que tengo es esta, se ve a mis dos fedellos grandes. Evidentemente movidas, por lo que ya he explicado.


Cuando bajo, me dice una señora (no nos conocíamos): tú no tienes vergüenza? Esto es para niños. Señora, le digo, yo la vergüenza la tengo entera, nuevita, a estrenar, vamos que está del trinqui, si nunca la he usado!jajajjaja, de verdad que yo misma me sorprendo de cómo puedo pasar de todo y más.


Y por hoy, hasta aquí. Bikos y muxus, de corazón. Agur!

3 comentarios:

  1. La mejor Isa, eres la mejor! Olé tu y monta donde te de la gana!
    Te voy a contar, en Aqualandia, Benidorm, hace 2 años me monté en un tobogan de agua con 8 calles, en cada una se sentaba una persona y cuando sonaba el pito, ale, para abajo y jiji jaja todos fenomenal y todos bien sentados e incluso alguno saludando y viendo el paisaje, bueno pues yo, toda chulica bajaba con la boca abierta llena de agua que me ahogaba, con una pierna enfocada al este y la otra al oeste y pensando "de esta me parto en dos", mi marido a los pies del invento, rodeado de tropecientas personas más que miraban estaba todo avergonzado de verme y de oir las risas de todo el mundo mientras me señalaban, bueno, ¿te crees que me dió verguenza a mi? Pues no, ya me hubiera gustado a mi ver a muchos de ellos, ya. pues lo mismo te digo a ti, si te montas donde seas olé tus huevos y sigue así, disfruta, pasalo bien, mal, experimenta y vive!, anda que les den a todos!
    Besos fedella

    ResponderEliminar
  2. esa lo que tenía era envidia!!
    (y qué mala es)

    ResponderEliminar
  3. Jaja, me parto contigo!!! mi vergüenza está con la tuya, el año pasado en la feria de muestras había un toro mecánico todo lleno de chavalines... pues voy yo p'alla, toda chula con sombrero tejano y todo... total que el de los mandos me dio un revés y a la primera me fui a la colchoneta... risas mal disimuladas... pues eso ¡que me quiten lo bailao!!!
    Besos.

    ResponderEliminar