domingo, 14 de julio de 2013

IR A POR LANA Y SALIR TRASQUILADA...

Gabon amig@s!

Recuperando poco la normalidad (bendita rutina!), aunque en mi caso, con mis tres fedellos corriendo todo el día, es mucho decir.

Tengo varías cositas que contaros. Empezaremos por las más antiguas.

El domingo pasado ya os comenté que fue el certamen de baile de mis niñas. También os dije que en uno de los viajes me encontré con aquella encantadora chica que me llamó CONEJA. Bien.

Resulta que la mínima se había hecho pis que pesa. Le digo a mi madre: ten cuenta de las niñas que voy a casa a cambiarla.

Llegando a mi casa veo a dos chicas de frente. Yo llevaba las gafas de sol, y aunque están graduadas, en la sombra me resulta más difícil distinguir las caras.

Según se van acercando me dice una: hola Isa, que tal? Jo, no nos vemos nunca y ahora mira, 2 veces en menos de un mes. Que suertaza tengo (pienso, pero no lo digo). Si, le contesto, casualidades….
Hemos venido al certamen por que baila la hija de una amiga. Oye, sigue ella, no sabes! No, le contesto, más seca que la mojama. Resulta que el otro día vi a tu marido. Ummmmmmmmmmmm. Me pongo en alerta.
Si? Y como sabes que es mi marido? En esos momentos yo ya tenía activados todos los satélites habidos y por haber.
Ah nada, me dice, conocía a uno de los chicos que estaba con él y le pregunté, pero no hablamos ni nada.

Pero vamos a ver, a que cojones preguntas tú qué quien es mi marido. Esto también lo pienso. Y también me lo callo.

Mira, dice, no te importa que esté a la 1 de la mañana tomándose una caña? Ay japuta que te he vuelto a pillar!
Pues no, le digo, por que trabaja como un cabrón. Y que menos que cuando termina pueda parar a tomarse una caña con sus compañeros, que me parece que se la ha ganado. Y tú? Le digo yo, no estarías buscando al tuyo? A ver si iba a estar un poco más arriba, en la barra americana.

Jajajajaja, se ríe, pero veo que la he dado. Entonces, la ingenua, pensando que tiene más verborrea que yo, suelta: no hija, mi chico no es de esos. Ahora que lo dices, como me dijiste el otro día que no trabajabas, puedes ir a pedir curro allí.
Vale, el otro día coneja y hoy puta. Espera.

Pues mira, tenía pensado ir, pero me ha dicho tu madre que está la cosa muy mal, que hasta ellas tienen poco trabajo….

Sí, ya se que su madre no tenía culpa. Es más su madre bastante tiene con haber parido semejante monstruo. Pero yo me defiendo atacando.

Nos vamos, dice, después de darse cuenta que no puede conmigo. A ver si nos vemos otro día!
Espero que no! Le digo, no me hace falta gente como tú cerca de mí.
Vives por aquí?
No, le digo, en la otra esquina del pueblo. Y yo apoyada en el muro de mi casa. Menos mal que la mínima sólo chapurrea palabras y soy la única que la entiende…

En fin, y este fue el domingo glorioso de la perraca que fue a por lana y salió trasquilada.


Bikos y muxus, de corazón. Agur!

4 comentarios:

  1. jajaja me parto y me troncho ,que japuta la tia ,menos mal que tu eres rápida de reflejos y la pusiste en su sitio ,habrase visto ,menuda verborrea tiene la tia ,ve pensando por si te la encuentras otra vez jajaja muakkkk guapi

    ResponderEliminar
  2. De verdad que yo quiero ser como tu, soy tan tonta que no sé jugar con la espada como tu y si algún día se me ocurre decir algo es que tengo mala leche, hay que joderse!
    Esa titi se te aparece de vez en cuando para que la compares con nosotras y veas las amigas más buenas, guapas y listas que tienes, no nos hacen falta japutas..... que vamos sobrás!
    Besos y espero el de mañana, que llevamos mucho retraso y esto engancha!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja pero la tía esa que le pasa? Debe de ser cortita! Ojalá la encuentres otro día que así nos reímos un rato jeje

    ResponderEliminar
  4. Menuda elementa....cuanto más lejos mejor...

    ResponderEliminar