domingo, 28 de julio de 2013

REFLEXIONES. ESTE NO ES UN POST ALEGRE..


Boas noites amig@s!

Hoy, no sabía como escribir este post. No sabía cual era la mejor manera de no herir a nadie, de no crear polémica, de no molestar.
Al final, he pensado que lo mejor es escribirlo con el corazón. Y aquí os va.

Todos sabéis lo que pasó el 24 de julio, víspera del Apóstol, y los que sois amigos del face, también sabéis que alguien conocido iba en ese tren.

Yo soy una persona muy empática, y eso hace que lo pase mal, fatal, horrible con estas cosas.
Me pongo en el lugar de la mujer, marido, hija, hijo, nieta, nieto, abuela, abuelo, tía, sobrino… y no dejo de llorar. Y me dice mi marido: no puede ser así, no tenías a nadie de sangre para pasarlo tan mal. Ya. Pero yo soy así, y me pongo en el lugar de los que quedan y no lo aguanto. Y miro a mis niñas y empiezo a pensar en que me pueden faltar y me muero en una agonía lentísima, y tengo una cosa en la boca del estómago, como una patada permanente y no puedo con ello. Y se que va a pasar. Y lo peor es que me siento fatal por que me parece una falta de respeto seguir alegre cuando se ha perdido tanto en ese puto tren. A pesar de que yo se que Manuel, la persona que conocía, querría que todos estuviésemos felices, por que él era así, risueño y sobre todo caralleiro, siempre dispuesto para la traca.
También quiero decir desde aquí, que, respecto a  todos los tuits  y mensajes del face que he leído a cerca de una panda de hijos de  la gran puta que decían cosas como: si han muerto 50 gallegos no importa, estoy esperando el tren y no llega… y gilipolleces varias, no he pasado ninguno ni por wassapp ni por mensaje ni por nada. No le voy a dar bola a unos descerebrados inútiles que afortunadamente acabaran su vida antes de que puedan dejar la más mínima señal de que un día estuvieron aquí.
Otra de las cosas que quiero recalcar es lo orgullosísima que me siento de pertenecer a esta tierra. Estoy hasta los mismísimos HUEVOS de escuchar, de los gallegos: paletos, analfabetos, indecisos… me gustaría ver a muchos valientes en esa situación. Ver como la gente con los utensilios de la huerta rompía cristales, puertas, hierros y sacaba personas (que no gente) unos y otros, y consolaba y ayudaba como podía. No merecen un 10. Merecen algo que todavía no tienen definición. Por que hay que se muy buena gente para saltar a la vías sin saber si hay peligro, para salvar al prójimo.

Como contrapartida tengo que decir que el día del accidente yo estaba en casa. Vivo como a 2 km. Y oía ambulancias, bomberos... pero no imaginaba nada. Estaba con los baños de los fedellos. Me llama mi marido y me dice pon la tele.
Yo lloraba como una niña. No entendía el por qué de lo que estaba pasando, parecía que todo se había confabulado para que pasara algo así en la noche grande de Santiago, pero era real, por desgracia, muy real. Lo que no me pareció ni lógico, ni normal fue la gente que se acercó a ver la catástrofe por que sí. Que cojones haces viendo, con tus hijos, gente muerta, gente a la que le faltan brazos o piernas, gente llorando de dolor! No entiendo ese morbo. Será que yo soy una cagona. O que como he estado “en el otro barrio” 2 veces, no quiero nada que tenga que ver con… puede ser. De la misma forma no me parece lógico las escabrosas imágenes de la prensa. Seguramente, hubo familiares que reconocieron antes a sus allegados por los cuerpos a medio tapar que enseñó la prensa que por lo que dijeron las autopsias. Muy duro.

Para el final, decir que me emocionó, y mucho, ver a Alberto (Nuñez Feijóo) dar la cara como CIUDADANO, no como político. Y me resbala lo que piense el politiqueo patrio de esto. Me parece que estuvo mucho más que a la altura. Ya les gustaría a muchos. Aunque me la suda lo que piense el resto. Esta es mi opinión.

Hoy, para despedirnos, algo no bueno. Se ha muerto (como he leído hoy, y me ha encantado) “el músico de músicos”. J. J. Cale.
Seguramente, les estará amenizando las noches a todos los que, en contra de su voluntad, dejaron sus sueño en ese tren y están ahora cuidando de todos los que dejaron aquí. Por ellos. D.E.P.


Bikos y muxus, de corazón. Agur!

3 comentarios:

  1. Que rabia me da darte la razón hoy, esto no tendría que ser así. Lamentablemente c´est la vie!, así es que habrá que seguir viviendo.
    Ojalá te hubiera podido ayudar para que no sufrieras, si alguna vez necesitas algo, lo que sea, una palabra de aliento, un hombro para llorar, lo que sea, dímelo.
    Y ahora tu, que eres muy muy lista, sigue viviendo, esto ha pasado por algo y de momento nos ha hecho un poco más sabios.
    Nunca mais volveremos a llorar aquí, esta es nuestra isla y tu nuestro capitán, así es que, capitán, cuida de tus fedellos y ríe por ellas, que se merecen lo mejor de ti.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. En ese tren iba mi prima y sus hijos hacia Ferrol,su hija pequeña se salvó pero mi prima y su hijo mayor ...no.
    Por eso entenderás que te de las gracias por este post desde el fondo de mi corazón
    Me gustas mucho... por eso te sigo... pero desde hoy me gustas más.
    Un abrazo y un millón de gracias.
    Ana ( desde Ribeira)

    ResponderEliminar
  3. Ana, todo mi apoyo a tu familia, lo siento muchísimo. Un beso

    ResponderEliminar