miércoles, 24 de julio de 2013

SALIDAS NOCTURNAS...

Gabon amig@!

Si, ya sé, tres días sin post. Estoy hecha una manganta. Pero mi cuerpillo no da más.

El post de hoy es, cuando menos, curioso.
El otro día subí al centro para escuchar el pregón de inicio de las fiestas del Apóstol. Me reí un montón. Lo dio Roberto Villar, un humorista gallego que aquí es muy conocido. Presentó en Cuatro un concurso, pero no me acuerdo cuál.

El caso es que como soy reincidente, vuelvo  a la zona vieja con  cuñas. Esta vez con plus de peligrosidad: llevaba la silla de la mínima.
Entro por la parte de la Facultad de Medicina. El adoquín es más plano, pero igual de jodío.

A los 10 metros, ya he aterrizado. Se acerca una señora y me dice: chiquita te has caído. Que va señora, es que soy como Juan Pablo II, y me gusta besar el suelo allá donde voy. Le doy las gracias y sigo.

Llegamos al Obradoiro y me encanta el pregón. Lo dicen en gallego, de ahí que no entiendo a los chinos de al lado aplaudiendo como si les hubiese tocado el gordo de Navidad. Cada uno…

Una vez acaba el pregón hay un concierto de los 40 principales. Nos quedamos un poquito.

Artistas: Angy (Física y Química), Edurne (OT), Yanela…, y Suso Jones(a estos últimos los conocen en su casa a la hora de comer). Todos españoles. O por lo menos castellanohablantes, la tal Yanela debe ser Cubana, y todos cantando en inglés. Pero aquí que pasa, que volvemos a los 70 que todo era una mierda y lo fuera era lo mejor? Pues que payasos, si no quieren cantar en castellano que vayan a vivir a USA a ver lo bien que triunfan, los fans que les siguen, cuanto público tienen en los conciertos y que dejen de mamar.  Y aquí si que no acepto que alguien me rebata: he nacido en Bilbo, me costó dios y ayuda aprender euzkera, me he presentado al nivel medio de galego y he aprobado, y mi inglés es lo suficientemente bueno como para mantener una conversación en la que no entren términos jurídicos, así que… AJO Y AGUA.

Después de un rato de concierto y con las niñas rendidas, nos vamos (12.10, sí cada vez más pronto).llegando al coche le digo a mí costilla: tengo que ir a un baño sí o sí. No hay ningún bar de camino(aparcamos en el quinto infierno). Métete en esas obras.
Vale. Yo soy de las que piensa que cuanto antes empiezas, antes acabas. Entro como un cohete en una especie de callejón. Hay una piedra del tamaño de troll en el suelo, mi dedo gordo del pie derecho se la come. Entera. Para no caerme me agarro a la alambrada que cierra la obra. Un rosal lleno de espinas. Mi mano como un colador y sangrando. Si es que no es que yo lo busque, es que me viene…

Hoy os dejo la foto de mis fedellos y mi costilla viendo el pregón. Que guapísimos que son todos. Y lo bien que me aguantan en mis momentos más bajos…







Bikos y muxus, de corazón. Agur!

No hay comentarios:

Publicar un comentario