miércoles, 7 de agosto de 2013

LO QUE DAN DE SÍ 2 DÍAS...

Gabon amig@s!

Últimamente estoy un poco liada, por eso escribo menos, aún no soy capaz de estar en dos sitios a la vez. Tiempo al tiempo.

Bueno, respecto al curso os diré que en teoría empezábamos el lunes, pero falta papeleo y se ha pospuesto hasta el día 12.
La coordinadora y el resto del personal son encantadores. Espera sacarle el máximo rendimiento a todo lo que aprenda.

El caso es que el lunes voy corriendo como una loca para llegar a tiempo. Después de explicarnos en que iba a consistir todo y rellenar formularios, nos vamos.
Bien. Paso por la zona vieja a toda pastilla, tenía que ir al banco, y cerraba en 15 minutos.
Por una vez, y sin que sirva de precedente, las chicas que ofrecen tarta de Santiago no me paran para ofrecerme un trocito. Menos mal por que  la odio. Creo que no me pararon por que pensaron: esta chica debe ir a primero o segundo (como mucho) de Bachiller y seguro que no tiene un duro para después comprarnos la tarta entera.
Sigo andando lo más aprisa que puedo, sin correr que tampoco soy una atleta. Y ya saliendo de la zona vieja, un chiquito, que si tengo 2 minutos, que voy muy apurada. No mira solo una cosa, me dice, es sobre redes sociales y no se que más. Es usted asidua a las redes sociales? Como veía que no me iba a poder librar de él, pienso, verás que pronto me dejas tranquila. Me pongo en plan paleta total y le digo:
“Redes sociales? Mira chico yo tengo 2 redes. Una es para las cebollas y la otra una verde, con la que tapo la lechuga cuando la planto. Para que no me la coman los pájaros, ya sabes….”
Me costó un mundo no empezar a reirme. Me dice: no, no era eso. Gracias por su tiempo.
Biennnnnnnnnnnnnnn! Lo que no entiendo es si dices que no al principio, por que tienen que seguir insistiendo. O a lo mejor yo tengo el colmo de la paciencia rebosando. Que también puede ser.

Hoy, voy al buzón, y qué me encuentro? Un regalo precioso para mis fedellos. Mirad:



Y sabéis quien los ha hecho? Charo! No me digáis que no son preciosos. Dos bolsos de “chica” como dicen ellas.
También podéis ver que la mínima pasa de todo. Ella está con su bibe y mientras tenga leche, lo demás le importa un pimiento.

Por cierto, hoy he ido a revisión de los 18 meses con la mínima.
Le hacen el reconocimiento, la pesan, la miden (come mucho esta niña? Pregunta la enfermera, no me come a mí por que tengo la carne dura, que si no...). Bueno, llega la hora de la vacuna y dice la enfermera: esta niña tiene mucha fuerza, yo sola no me atrevo a pincharla, voy a buscar a mi compañera… perdona????? Hay que joderse! Yo pensando que tenía una niñita encantadora, y resulta que soy la madre de “El Increíble Hulk”
Pues ahí estamos: yo agarrando a la mínima por los brazos, una enfermera por una pierna y la otra pinchándola en la otra. De verdad,  ver para creer!
A todo esto, la mínima gritaba  en un volumen que ya le gustaría a la Caballé tener esos agudos… claro que esta mujer, después de comerse a la orquesta poco más pudo hacer.

Bueno y hoy hasta aquí.

Bikos y muxus, de corazón. Agur!

2 comentarios:

  1. Como me gustaría a mi tener tus salidas! a mi me paran, me sacan el DNI y lo que haga falta, no falla. Y eso que soy tan idiota que por no decir que no termino dando datos falsos (que mala persona) pero es que tengo que tener un letrero en la frente que diga "soy gili, podeis torearme", y si por casualidad digo no parece que tengo mala leche! Lo dicho yo quisiera saber hacer lo que tu haces: mandar a tomar por riau y que se rian encima.

    ResponderEliminar
  2. Andas todo el día corriendo chica! Me comería yo ahora un trocito de tartita!
    Que chulos los bolsos y las nenas encantadas, esta Charo es maravillosa!

    Besitos

    ResponderEliminar