domingo, 17 de noviembre de 2013

LA FAMILIA Y UNO MÁS

Boas noites amig@s!

De nuevo por aquí, y ya os digo que tengo pensado ponerme la pilas para volver, again, a escribir un post al día ( a la noche). Y siiiiiiiiiiiiiiii, lo vamos a lograr.

Bien, empiezo diciendo que hemos aumentado la familia. No ni he parido, ni estoy prená, que yo estoy como una maracas pero hasta YO misma tengo un límite.
La mediana nos pidió, de regalo de cumple, un perrito. En aquellos momentos no fuimos capaz de conseguir ninguno. Pero, hablé con mi cuñado Isi, hombre de recursos donde los haya, y plas! La perra de un familiar se puso a a la jodienda y ea! aquí está Lala.


Ni que decir tiene que Lutxi está más que encantada. Qué manera de cuidar a la perrita. Si la trata como a un hijo. Le da besos, la pone a comer, le limpia el pis y la caca ( por cierto, para lo pequeña que es, hay que ver como suelta mierda la japuta!)
Ahora mismo, mientras escribo esto,está dormidita en mis piernas. El siguiente paso es convencer (ardua tarea) a mi costilla de que la deje quedarse en casa. De momento está en una caja en al cocina, pero creo que va a se momentaneo... seguiremos informando.
Ah, por cierto.Que mi Lutxi está así,con esos ojos pintarrajeaos por que por la mañana fuimos al centro comercial y había talleres de Monster High, a ver si váis a pensar que las llevo como la cantante Kimera... sólo jodería.

Ya os comenté el viernes que estoy bastante liada. Tanto,que una de las cosas que más me gusta en este mundo, leer el periódico todos los días, distintos periódicos y de diversa ideología, es algo que apenas he podido hacer. Hoy me he tomado la revancha y he leído casi todo.
Así, me entero que un señor que , supuestamente, se dedicaba a defender al trabajador a mirar por la salud del pobre obrero, y a que a éste no le faltase de nada, también (cómo no) ha metido la mano donde no debía y ha trincado de donde no se podía.... Vaya con el pájaro, que para se de nombre Cándido, tenía poca candidez no? Y lo peor de esto es que después yo le debo 100 € a la Seguridad Social y me bloquean las cuentas, me quitan la documentación del coche y no ponen el "Don´t cross.Police Line" por que no tienen ni puta idea de lo que significa que si no, toma cinta amarilla en la puerta de casa! Olé por este país de pandereta. Lo estamos haciendo bien. Cojunudamente bien.

También leo que, amparados por la ley, este año El Almendro no va a ser el único que vuelva a casa por Navidad... que va! Van a volver un montón de hijoputas impresentables que al parecer, los pobres, ha estado cumpliendo condena injustamente... Imagino que las muertes, violaciones y demás delitos atroces cometido por ellos, fueron en base a una causa justa. No se, yo no entiendo de leyes...

Por último, he leído ahora en un periódico digítal que esta noche, terminada la huelga, se limpia Madrid de basura.... Si yo fuera un botella, o alguien de su tropa tendría cuidado. El camión tritura todo lo que pilla, y ojo, al final, los ciudadanos estamos tan hasta los cojones de apretarnos el cinturón, al mismo tiempo que nos bajamos los pantalones, que empezaremos a actuar como camiones de basura.Al tiempo.

Y por hoy, se acabó.
Bikos y muxus, de corazón. Agur!

2 comentarios:

  1. Menos mal que nos cuentas las noticias porque lo que es yo no me entero de ná. Lala está muy mona pero no tanto como nuestra Lutxi, va a tener cuidado con ella porque es muy guapa y más espabilada de la cuenta (con esos genes)
    Vaya sinverguenza el tipo de los empresarios, ya ha acabado y me voy a la cama pa no pensá.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me pasa como a Charo. No me entero. Lo mio es cuestion de horario: Al telediario de las tres no llego por que estoy jaleando a los niños para que se preparen e irnos a la academia ( ellos a estudiar yo a currar) y al de las 9 tampoco llego, por que estoy montada en una bici que no me lleva a ningun sitio.
    Porfa cuentanos más cositas a ver si dejo de ser una ignorante del panorama.
    Lo de la perrina: Se queda dentro. Es pequeña, hace frío fuera...Te lo digo yo. Dentro
    Y espera que no le quite su sillon favorito a tu marido...

    ResponderEliminar