jueves, 28 de noviembre de 2013

ME CUNDEN LAS MAÑANAS

Gabon amig@s!

Cómo vamos? yo, poniéndome al día. O sea, volviendo a ser una ama de casa histérica y enganchada (again) a Ana Rosa.

Bueno, hoy no la he visto. Hemos tenido paseo.

Por la mañana me he dado cuenta de que me quedaban pocas pastillas (medicación para el lupus) y como sabía que me tocaba por estas fechas y hacía una mañana estupenda, he preparado a la mínima y nos hemos ido en el bus.

Mi mínima tiene madera de star. Montamos en el autobús y se pone a decir Hola y a saludar con la mano a todo el mundo como si fuera la mejor actriz de Hollywood en la alfombra roja el día de los oscars. Es increíble. Y aún no ha cumplido los 2 añitos...

Después de ir a la farmacia (ella sigue saludando a todo el personal, da igual quien sea), he pensado bueno, pues voy a dar una vuelta por el Corte... Al final he entrado en el súper para comprarle gusanitos a la enana. A la hora de pagar busco una caja con poca gente (no la rápida, ya sabemos lo que pasa en estas cajas), y veo una que solo tiene un señor con un par de cosas. Me pongo detrás y lleva un jamón serrano y algo parecido a lomo ibérico o así. El señor va a pagar y...............(redoble de tambor) 645 €. Casi me da un pasmo! Joder, he estado por preguntarle si le estaban empaquetando el resto del cerdo! 645 euracos un jamón?????????????????? No me ha dado envidia, vamos el jamón, por que como nunca he comido jamón de ese precio, no se lo que me estoy perdiendo. Claro que si yo dispusiera de ese dinero para gastar así, alegremente, un jamón, precisamente, no era lo que me iba a comprar. Además, el señor hablaba por el móvil (un Iphone, of course, último modelo) y decía: sí, 50 kilos de centollos y después una fabada.... si el vino un rioja.... Y entonces yo pago mis gusanitos y mi zumo, me doy la vuelta, y??????????????? no va el tío y se ha pirado dejándome a medias con la conversación y sin saber YO (sacrílego, que eres un sacrílego) donde coño era la comilona???????????? Anda que... el día que me lo vuelva a encontrar me oye, ya lo creo que me oye.

Salimos de la compra y veo a un chaval (25 o menos), limpiando un letrero de esos de obra, de prohibido pasar, usar casco... si, ya sabéis como son. El caso es que lo estaba limpiando con la manga de la cazadora. Se ha puesto a estornudar tan escandalosamente que pensé que estaba Linda Blair haciendo el exorcista, el retonno, pero no. El caso es que mi hija ha empezado a señalarle como si fuera el coco (semejante ruidaco) y diciendo uh, uh, uh , y el tipo se me queda mirando y me dice: que??????????? Todo chuletas... y yo que ya me había quedado con la copla de que el cerdo ni había puesto la mano, ni sacado pañuelo ni nada de eso y ha seguido limpiando como si nada, le digo:
-nada guarro, nada. Fíjate que llevo años gastándome 2 euros y pico en fayri, y si tuviese un cerdo como tú en casa, fregaba la vajilla con sus mocos...

Y ha venido el bus y me he metido en él a una velocidad de vértigo. Hasta a la mínima se le han puesto los pelos como escarpias, no digo más.

Y tras este día tan fructífero, esta que os escribe se va a coser.
Bikos y muxus, de corazón. Agur!

2 comentarios:

  1. Y tu quieres ir a trabajabá? Pa qué? Que nos vas a dejar sin estas crónicas mañaneras!
    Yo tampoco he comido nunca un jamón de ese calibre, al menos siendo consciente del precio de lo que me comía...
    La mínima tiene madera porque tiene a quien salir, entre la midi y tu (la máxi es una santa) la vais a convertir en una star pero antes de los 5, al tiempo.
    Que huevazos has tenido de decir lo de los mocos, eres una inconsciente.... pero valiente, muy muy valiente, my hero!!!!!
    Voy a seguir cosiendo después de este parón, que me has alegrado la noche fedella.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ahora ya sé por qué a mi no me gusta el jamon! Seguro que no me dan del que llevaba ese señor. Ya voy a hablar con mi madre y mi suegra pa estas Navidades, ya!
    Y lo de tu niña pues eso, muy bien. Desde pequeñita que se lo grabe: ERES UNA SUPERSTAR!
    que si no nos lo creemos nosotras no va a venir nadie a decirnoslo.

    ResponderEliminar