martes, 18 de marzo de 2014

COSAS DE MISA

Boas noites amig@!

Desde siempre, me han repetido, por activa y por pasiva (para mí ,que los que me lo decían, me conocían tan bien, que ya lo rezaban como una letanía), que hay tres temas que nunca se deben tocar: sexo, política y religión.

Del primero no os voy a hablar, por que yo las clases magistrales solo las doy en la Universidad. Del segundo, los que me seguís  sabeís que en este blog se da leña   al mono a DIESTRO Y SINIESTRO, nunca mejor dicho. Y del tercero... que queréis que os diga,  a estas alturas de la película ya sabemos todo que yo no soy políticamente correcta, y hoy sí, le toca al clero.

Hace unos pocos días tuve que asistir a una misa aniversario un poquito lejos de mi casa por el familiar de una amiga. Ya sabéis  que yo con el tema de los enviados de Dios en la tierra no comulgo en exceso aunque respeto y tal,  ....  Pero si hay que ir, se va!

El otro día comprobé que sigo teniendo una facilidad pasmosa para desconectar de lo que el cura está diciendo. Es más, estaba con el tema de: cuando llegue cuelgo la ropa, pongo otra lavadora,  ordeno los calcetines de la media para quitar los que no le sirven....
En esto, con un susto increíble, escucho una campana...
El cura estaba con lo del cuerpo y la sangre de Cristo... .Por cierto, me imagino que lo sabréis, por que es mundialmente conocido, pero por si no, os cuento.
En todos los sitios es " el cuerpo de Cristo". Menos en Bilbao...Ahí no. En Bilbao es " ahí va la hostiaaaaaaaaaaaaaaaaaaa" y cada uno que pille como pueda. 
Al lío. El tipo le metió semejante tragazo de vino que yo pensé " pa´ mis adentros": como tenga un par de misas más, en la cuarta le tenemos que poner el Google traslator... si no ya me dirás....misa en suajili...
Vale, ahora, los fe-adictos ya me podeís empezar a azotar. Mira que como me guste....

En otro post os comenté que, con la edad, cada vez tengo la lengua más suelta. El otro día no se me soltó, pero hubo algo que me sentó fatal.
Voy andando por la calle, y cuando voy a cruzar, aparca un coche en el rebaje de la acera por el que voy a ir con el carrito...
Sobra decir que me acordé de antepasados aún no descubiertos   del tipo. Y me paro a pensar y...yo a fin de cuentas, llevo a mi mínima y puedo subir o bajar más o menos. Pero alguien con movilidad reducida????????????
Pues eso, un poquito de por favor, que pensar una pizca en los demás no cuesta nada, y para dar por culo ya tenemos a nuestro maravilloso gobierno.
Hoy os dejo con un lema que a mí....no me ha ido mal del todo. Quien se quiera unir...


Vamos, que hay otras formas más finas de decirlo, pero al final...pues eso, los rodeos para el Oeste.
Me voy a ver a la inspectora  Lebrel... si me dejan mis fedellos..
Bikos y muxus, de corazón. Agur!

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. En cuanto a los fe-adictos, tengo que confesar, con algo de vergüenza viendo lo visto, que soy creyente, pero vamos que una iglesia dirigida por hombres no la considero santa... dicen mas burradas que los burros, con perdón para los pobres cuadrúpedos...
    En el tema de lo del carrito, yo no soy tan valiente como tu para decir las cosas, pero si me he encontrado teniendo que bajar a la carretera para pasar por culpa de un coche en la acera y al tío le solté varias cosas, entre ellas, que si me atropellaban a la niña por su culpa, se las iba a tener que ver conmigo o con mi fantasma, lo que quedara de aquello....si es que los hay que no piensan....

    ResponderEliminar
  3. Elimine el anterior por una colosal falta al escribir podres en vez de pobres, que los burricos no tienen la culpa de que me entre el sueño a estas horas :P

    ResponderEliminar
  4. Pues sigue dando caña al mono... Que materia no falta. Besitos

    ResponderEliminar
  5. Te voy a resumir mi opinión sobre la iglesia católica:
    Si los curas comieran chinas del río,
    no estarían tan gordos los tíos jodíos.
    Chim-pun.
    Yo sólo entro en las iglesias en los funerales, por respeto a la familia del fallecido. No entro ni en las bodas (aunque soy la primera en tirar arroz en la puerta) ni en los bautizos. Por suerte, hace mil años que nadie comete el error de invitarme a una comunión. Creo que hay grandes personas dentro de la iglesia, pero que la institución, como tal, está corrupta.
    Haces muy bien en decir alto y claro lo que piensas. Yo como hermana menor de seis, a quien todo el mundo se cree con derecho de decirle lo que tiene que hacer, hace tiempo que tomé la decisión de decir que sí a todo el mundo y luego hacer lo que me salía a mi de los ovarios sin dar explicaciones a nadie. Vivo mucho más tranquila.

    ResponderEliminar
  6. Pero que buena eres jodía!!!
    Cuando se que no he mirado tu blog ese día estoy nerviosa perdida esperando el momento.
    Menos mal que ahora me he sentado a leerte.
    De verdad no te contratan para una columna semanal en El Pais? (por ejemplo...)

    ResponderEliminar
  7. Uy, hija! El clero da pa un blog enterito. Pero si. Te entiendo

    ResponderEliminar