miércoles, 12 de marzo de 2014

POCA VERGÜENZA

Gabon amig@s!

Debo confesar algo... creo que el haber cumplido años ha traído aparejado una serie de síntomas que no se como tratar....Dios...creo que me estoy convirtiendo a pasos agigantados en una estupenda maruja/señora/tiquismiquis....No se como calificarlo. Pero os cuento.

Ayer me levanto a las 7 y poco como siempre, y, como una posesa me pongo a limpiar los cristales. La máxima me preguntó si venía alguien a casa. La media dijo: que pena que ahora ya no tenemos los cristales como esos coches de gente importante.....(tintados). Ojo, no vayamos a pensar: menuda madre guarra... pues no. Me paso el día limpiando, pero, aunque tener una casa es maravilloso por que las niñas pueden estar fuera, jugar y disfrutar y yo planto mis 4 lechugas que después me saben macanudas, en una casa no terminas de limpiar nunca.Y si digo nunca es nunca. Tiene muchas ventajas. Acumular mierda no es una de ellas.

Pero ojo, no es solo por este alarmante status de todo limpio y ordenado, que si que es preocupante, es por que creo que cada vez... aguanto menos la mala educación y se me suelta la lengua más rápido ante las cosas que no soporto (por cierto, estoy por hacer un post con las cosas que me comen viva, seguro que coincidimos en más de una...).

Imaginad mi situación.Coincido a menudo con un señor donde voy a tomar el café. Cada vez que me ve llegar con la silla me cierra la puerta en las narices. Sé que lo hace a posta. No es cuestión de que tenga frío, porque después el gilipollas sale a fumar pero tiene medio cuerpo fuera y la otra mitad dentro. O sea de los que ni sale ni entra. Está en el puto medio, juega de medio estorbo.
Y pensaréis porque, siendo como soy, no le he dicho nada...Pues aún no lo se. A veces, sin saber el motivo voy acumulando mierda que se que más bien tarde que pronto, voy a empezar a repartir con efecto ventilador. Claro que este mierdas, que me llega a la altura de las tetas (aunque por razones obvias, no le voy a dar de mamar en la puta vida) verá crecer su pelo (tiene la cabeza como una bola de billar, y no es por enfermedad, supongo que es tan malo que hasta sus pelos se han muerto, por que no es mayor) del escaparate que le voy a montar. 
Si es que... con lo fácil que es el buenos días, buenas tardes, te ayudo, perdona, gracias...Pero no, vamos a demostrar que descendemos del mono.Que te dan ganas de decirle a alguno: no hijo, no descendemos, tú aún no has evolucionado..
Hoy llevo a las mayores a cocina. Como hace un día maravilloso voy a dar un paseo con la mínima. En el camino veo a un señor que se suena los mocos poniendo un dedo para taponar una parte de la nariz y con la otra dar lo mejor de sí..... Se me a revuelto hasta el alma...Lo mejor es que al llegar a su altura le ha querido hacer una monería a la mínima.
- Ni  se te ocurra tocar con tus manos guarras a mi hija
- Tú eres muy fina, se nota  que eres de fuera..
- No, yo no soy muy fina. Tú eres un puto guarro.
Qué habrías hecho vosotros? Aún se me ponen los pelos como escarpias. Solo le ha faltado andarse en la oreja con la llave del coche.
 Si es que ....con un poquito de buen hacer ya está, que no es nada del otro mundo.

Aprovechando que están todos durmiendo, voy a ver, chocolate en mano, alguna peli.
Bikos y muxus, de corazón. Agur!

1 comentario:

  1. No se que edad tienes, pero te garantizo que cuantos mas años cumples, menos pelos tienes en la lengua.
    Isabel

    ResponderEliminar