miércoles, 5 de noviembre de 2014

ZAPATOSSSSSSSSSSS

Boas noites amig@s!

Aunque es un poquitín tarde, espero que no esté tooooooooooooodo el mundo dormido...o si no, para quién escribo? jajajaj

Veréis, el otro día, en el último post, me olvidé de una cosita (si es que no se puede estar escribiendo tus propios post, descojonándote de tí misma, que esto no es serio...) algo si importancia, jejeeje.

Estabamos haciendo las fotos en un jardín. Yo, que debí pensar que íbamos a posar en Hollywood Boulevar o así, me calzo mis tacones de 12 cm.
Que Cristo!

Dice el fotógrafo:
- qué mal está hoy el terreno, parece como si hubiesen estado trabajando en él  o así...
Yo, que llevaba más de 10 minutos haciendo verdaderos equilibrios para no acabar en posición horizontal, me fijo en que acaban de cortar el césped, que aún se ven las rodadas de la máquina. Sigue el fotógrafo:
- No te entierras con los tacones????????

Le respondo con una media sonrisa , por que toda mi capacidad de concentración estaba en sacar, con la poca dignidad que me quedaba, mis pies del fango...

Me sigue mirando...
- no,no- le digo- estoy bien...

Estoy bien, estoy bien... qué coño! me sentía como un enanito de jardín, allá abajo, mientras la gente me hablaba desde allí arriba...Un cuadro!

Qué sepáis que el problema eran mis tacones, porque la niña no llegó manchada a casa. Bueno los tacones o mi peso...no lo se muy bien, y tampoco lo quiero saber, que ahora ya está pasado..

El caso es que una amiga, mucho, muchísimo más puesta que yo en el tema del glamour... me dice que hay unos tapones de plástico que se ponen en el tacón para no hundirte. Jamía cuanto inventan...



Y diréis algunas ...eso es más viejo que la pana... Seguramente, pero yo vivía en la ignorancia total...

Claro que yo, mujer práctica donde las haya, he decidido que, si hay una próxima vez en la que me vea apurada, me pondré esto


Y en su defecto, o si veo que el acto es de mucho postín...


Qué???????? No me diréis que no son bonitas,  a la par que elegantes... Meu Deus!!!!!!!!! Las he odiado toda la vida. Las negras imitando el granito de mi cocina me han dejado en shock... estoy pensando en comprarlas para empezar a hacer efecto camaleón...

Recuerdo como si fuese ayer cuando mi madre me las ponía para ir a la playa. Tenía unas transparentes, que con la arena y la salitre, acababan cogiendo un color mierda descompuesta después de una dieta blanda flipante.

Y si, ya se que este verano y el anterior causaban furor... pues conmigo no van a ganar mucho, ya cumplí mi penitencia de pequeña.

Y por hoy, hasta aquí.

Bikos y muxus, de corazón. Agur!

1 comentario:

  1. jajajajajajajajaajajajaj yo tambien tengo trauma con las cangrejeras

    ResponderEliminar