lunes, 16 de marzo de 2015

GENTE POSITIVA

Gabon amig@s!!!

Bueno... tengo algo muy, muy serio que comentaros.... El día 10 de este mes cumplí años, 43 exactamente. 43... que número más ni sí ni no... ni estas cerca de los 45 ni de los 40. Bueno evidentemente estoy más cerca de los 45 que de los 40, a los que no vuelvo ni jarta de vino. Pero ahora estoy ahí... en tierra de nadie.
Y....lo peor que he descubierto...no voy a ser formal en la puta vida!!!!!!!!!!!!!!!

Veréis, el otro día quedo con mi hermana para ir de paseo con toda la tropa. Vamos en bus. En una parada se sube una señora (que no conozco de nada). En un acelerón del conductor, la señora empieza a hacer un "Moonwalker" en toda regla que ni Michael Jackson en sus mejores momentos. Y ojo!!! agarrada al carro de la compra, que, según lo agarraba, yo  pensé pa`dentro: lleva, por lo menos, un kilo de coles de bruselas dentro, o incluso, un manjar mucho más rico.
El caso es que mi hermana, que iba sentada, le pone a la señora la mano en la espalda... y claro a la velocidad que venia la señora "marcha atrás"... al final paró en la columnita esa que llevan el bus para agarrarse. Y el problema? Me dio un ataque de risa mortal... No podía parar. Y mira que en un momento dado, me puse a pensar en un dueto entre Álex Ubago y Pablo Alborán, a ver si así me daba por llorar fuerte.. Pues nada. Ahí estaba yo, madre de 3 hijas, partiendome el culo y dando que hablar... Aprenderé a vivir con ello.

Y hoy, el título del post va de gente positiva.
Los que me conocéis ya sabéis que siempre saco lo mejor de todo. 
El otro día, por mi cumple  me llamó mi amiga Arantza, íntima cuando vivía en Bilbo, después, por causas inexplicables, nos perdimos la pista, y San Face nos volvió a unir... que bonito!!! Al tema, me encantó hablar con ella, ver que, a pesar del tiempo, la confianza sigue. Me alegro, como si me pasase a mí, de que le vaya todo genial, por que se lo ha currado, y lo que tiene sólo es la recompensa a su esfuerzo. Chapó Aran.

Y, hoy hablo con mi profe que me enseñó  la "parte  financiera" y me dice: siempre que hablo contigo me alegras el día. Qué queréis que os diga, que una economista de la talla de esta mujer, lista, inteligente, guapa (guapísima), y madre loca, como yo, de familia numerosa, te diga eso...Menos mal que tengo el ego super bien amueblado, si no me volvía tonta...

Y  a qué viene todo esta auto-promoción de lo buena que soy??? Pues veréis, no es para alabarme, ni mucho menos. Conozco muy bien mis virtudes, y muchísimo mejor mis defectos. Y he aprendido a convivir con ambos.

Esto es por que a mí, el otro día, una gilipollas, me hizo sentir fatal, y no la puse en su sitio porque estaba mi hija pequeña conmigo...después me di cuenta de que no deja de ser una pobre diabla, llena de sueños que, con la forma de pensar que tiene, no se convertirán en realidad en su vida. 

Pues eso, como me dijo mi amiga Gloria el otro día:sigue igual de positiva... y en eso estamos.

Acabamos por hoy.

Bikos y muxus, de corazón .Agur

lunes, 2 de marzo de 2015

LE PASA A CUALQUIERA

Egunon amig@s!

Hoy quería hablaros de algo que me había dicho la mínima, pero por confiar en mi "buena memoria" pues no me acuerdo. Pero tranquilas, que en cualquier momento me viene la conversación a la cabeza y entonces, si que lo voy a apuntar.

Veréis, el otro día fuí a hacienda, y... Voy a contaros la conversación como se la conté a mi marido.
- cari, no sabes! Hoy en hacienda casi me tengo que desnudar, jajaja.
-????????????
-Jo, ya  sabes que hay que dejar el bolso (anda que con el peazo bolso que llevo yo, que parece una maleta, y cargado hasta los topes...la tipa tuvo que flipar), las llaves, el móvil. Pues dejo todo eso, y sigo pitando al pasar por el arco de seguridad, me quito el abrigo, y lo mismo. Me dice la guardia  que está allí:
      - llevas algo más?
     - no, si es que no tengo más bolsillos ni más de nada (ojo, yo estaba colorada como un pimiento morrón. Entre la cola que estaba montando, todos los empleados que tenían mesas a la vista, imagino que estarán acostumbrados, pero yo no. Esta es una de esas veces en las que, si estás con alguien, te echas unas risas, si estás sola prefieres que se abra un boquete en el suelo y te traslade a un universo paralelo), este vestido no tiene bolsillos...
      - a ver, dice la chica, pasa sólo las botas...
Acabáramos!!!!!!!!!! Las botas tienen un poco de metal y era eso.
      - me las quito????????(aquí ya no estaba roja, estaba blanca como la cera)
      - no mujer!

Menos mal... Así se lo conté a mi marido. El pregunta:
- pero te desnudaron???
- si, no te  jode. Y les hice un "pole dance" agarrada a una columna de hormigón de 60 cm. Vamos un "pole dance" a lo paleto... si me desnudaron dice...le estoy contando mi historia " a mi manera", o sea, riéndome de mí la primera y a él le preocupa que le vean a su mujer las vergüenzas... Daría gusto... Seguro que ese día llevaba puestas las bragas de la abuela tipo "Briget Jones" y aparecía por allí Montoro a multarme con algún impuesto tipo" Atentado a la vista" o así....

El otro día una seguidora del blog me decía que yo cuento las cosas de forma distinta... y tiene razón. Me parece que hay que ponerle chispa a todo. No hay un refrán que dice: las penas, con pan son menos? Pues eso...

Y hoy, para despedirme... una foto que me han pasado y por la que aún estoy en shock...


Ahí lo tenéis! Una manera clarísima de lo que es ir sencillo a la par que elegante.... Ese chándal!!!! Con esa especie de camiseta, o lo que quiera que sea, que le hace efecto peplum!! 

Si en mis años mozos le presento a mi madre un tipo así, la que se pone el chándal es ella, y empezaría a correr como si no hubiese mañana. Palabrita que sí.
En le primer vistazo que le dí a la foto, pensé que tenía extensiones rubias.Pero no. Es la cabeza de la señora que está detrás.

Y ella? Qué me decís de ella? Ejemplo de discrección donde los haya... Por no hablar de lo cómodo que tiene que ser llevar una mano en las pechugas, para que no se abra el vestido, y la otra en el muslo, para que no se vea "lo más grande".

Y por hoy, no tengo nada más que contar.

Bikos y muxus, de corazón. Agur!